Adiós, Juan Gelman

Por mal que les pese a los profesores de colegio, tienen que admitir que sus clases no están cargadas ni de creatividad ni de imaginación. Mi materia favorita, cuando tenía 15 o 16 años, era Lenguaje. Desde aquel tiempo sentía que nada me daba más placer que escribir ensayos y análisis sobre un tema específico. Por…