La casa después de la fiesta: ¿Qué nos dejó el Primer Festival Internacional de Artes Vivas de Loja?

 

img_5230-1
Plaza de Santo Domingo (Loja-Ecuador)

Del mismo modo que Ecuador no solo es Quito y Guayaquil, que el fútbol no solo es Barcelona y Emelec, Loja no solo son perros y jirafas. Esta ciudad también es (retomando la herencia de Pablo Palacio y  Benjamín Carrión) cultura, música y arte. Aunque hubo un tiempo de poca producción artística, se abrió nuevamente el camino cultural durante el I Festival Internacional de Artes Vivas de Loja (FIAVL), sucedido del 17 al 27 de noviembre en las calles y teatros de la ciudad.

La esencia del festival, como su nombre lo dice, fue las “Artes Vivas”, es decir el contacto en vivo entre los artistas y el público, además de la fusión de las artes escénicas como la danza, el circo, el teatro y el clown, con disciplinas como el cine, el diseño y la literatura.

Como siempre, luego de la fiesta cultural, viene la resaca de la sinceridad. La mayoría de ciudadanos no estamos acostumbrados a consumir teatro internacional en Loja, pero tuvimos una gran expectativa desde el inicio. Vimos obras de Brasil, Colombia, Argentina, Francia, España, México, Perú, Japón, Cuba, China y Ecuador. Algunas presentaciones estuvieron digeribles y otras no tanto. Adaptarse siempre cuesta. Para el festival de 2017 ya estaremos mínimamente más preparados para consumir productos internacionales sin que nos choque tanto.

Si hablamos de números, en el FIAVL se vendieron alrededor de 20.000 boletos, con un costo de $8 y $10 para los 44 espectáculos programados. Participaron 15 grupos internacionales y 29 nacionales. En cuanto a la inversión, entre la producción y la construcción del Teatro Nacional Benjamín Carrión -hoy el más grande de Ecuador,  con una capacidad de 900 butacas- se superó los 22 millones de dólares. Para los visitantes, entre ellos estudiantes universitarios de varias ciudades, se instalaron 250 carpas distribuidas en dos campamentos: las primeras 100 se ubicaron en el Parque Jipiro, en un campamento para 400 personas, y las otras 150 en el Fuerte Militar Miguel Iturralde, con una capacidad para 600 personas.

Tanto para los visitantes de otras ciudades, como para los lojanos, hubo algo que encendió el festival más que cualquier obra extranjera. La calle Bolívar (centro de la ciudad) tiene una extensión no mayor de 400 metros. En este espacio, durante nueve días, la expresión artística fue ilimitada y creativa en todo el sentido de la palabra. Comenzó con un acto muy primario: alguien hizo un dibujo en la calzada y miles de personas lo imitaron. La situación se salió de control para las autoridades, pero todo se veía tan bonito que permitieron que la gente raye el asfalto con tizas. Y no solo eran los dibujos; también asomaron cientos de artistas con su instrumentos que todos los días demostraron su talento, independientemente del dinero que pudieran recolectar. Estaban los cantantes, los mimos, los hippies, los artistas, los clowns, todos, haciendo una fiesta en la sala de la casa de esta pequeña ciudad.

15202640_353602134994632_3057372155995825921_n
Ciudadanos pintando la calzada de la calle Bolívar.

Si algo nos deja este primer festival es la necesidad de más espacios públicos abiertos al arte. Cuando el ciudadano deja de sufrir temor a las autoridades y siente que tiene un lugar en esta ciudad hecha para vehículos y edificios, puede fabricar artes vivas los 365 días del año. Este festival nos demostró que la gente tiene algo que decir, y que lo quiere expresar a través de dibujos, de canciones y de teatro callejero.

Está bueno ver una obra sobre la Segunda Guerra Mundial en danés, pero mejor está sentarte en la calzada, con los amigos del barrio, a escribir poemas en las calles, porque esa es la esencia de nuestra cultura.

Cuando lo podamos hacer libremente, podremos decir con total convencimiento que #ElArteViveEnLoja.

15170759_353602281661284_653534835511037285_n
Miles de expresiones artísticas sucedieron durante los 10 días del I Festival Internacional de Artes Vivas Loja.

 

Un mundo de historias, hechos y letras.

A %d blogueros les gusta esto: